RAYOS UV

Representan la gran mayoria de los rayos UV que nuestro cuerpo recibe atraves del sol (95%). Son los creadores de los radicales libres, penetrando en la dermis y epidermis de nuestra piel. Los radicales libres son la principal causa del envejecimiento temprano de la piel (arrugas, manchas y falta de elasticidad), además de provocar cáncer. Está comprobado que las personas con menor exposición a los radicales libres, envejecen más tardíamente.

Cuidado: ¡los rayos UVA no provocan las quemaduras pero pueden atravesar las ventanas, la ropa liviana o incluso el parabrisas de tu auto!
Representan la minoría de los rayos solares que nuestro cuerpo puede llegar a recibir (5%). Así que podrían pensar sean de menor importancia, también porque penetran de manera menos profunda que los UVA. En realidad resultan ser mas reflejantes, provocando un daño a las células de la piel – zonas enrojecidas, quemaduras, despellejamiento, ámpulas, ardor, dolor y en casos más graves, melanoma. ¡Cuidado: no mal estimes estos rayos, pueden causarte graves quemaduras y pueden atravesar las ventanas, ropa liviana y hasta parabrisas de autos!
La capa de ozono bloquea de manera eficaz estos rayos solares, así que no tenemos que preocuparnos porque no llegan a nosotros.